Hoy en otro capítulo de: mujer precavida vale por dos Nunca sabes cuando se te atraviese un desorden, hay que andar preparada