el santiagueño menos degenerado: