Presidente por favor haga algo, mi hijo no sale, no come, no ríe, no dice nada, se pasa los días y noches llorando sentado en la cama preguntándose, cuando va a volver.