En estos días he estado en varios hospitales de Ucrania y son algo raros, tienen ese toque antiguo, soviético, parecen de videojuegos.